Chufa de Valencia Ruta de la chufa
Imprimir Enviar a un amigo
Volver

De marzo a mayo, se recomienda una visita para ver la plantación en la zona de huerta cercana a la Universidad Politécnica y la de los términos de Alboraya y Tavernes Blanques. En esta época, ya ha finalizado la recolección de la chufa de la campaña anterior, y se encuentra en proceso de secado en las "cambras". De esta forma, se puede aprovechar para ver el tubérculo tanto en el momento de la plantación como en las "cambras".

Unas semanas después de la plantación, el tubérculo germina, siendo posible observar la parte aérea de la planta en pleno desarrollo desde mediados de junio. Se puede aprovechar para localizar parcelas que se estén regando, y así conocer el sistema típico de riego en la huerta de Valencia, el riego a manta. El visitante no debe perder la oportunidad de observar la legendaria red de acequias de origen romano, mejorada y ampliada por los árabes, que llevan el agua a las parcelas. Sería interesante acercarse al cauce del Barranco del Carraixet, que desemboca en el mediterráneo, y disfrutar de su particular ecosistema.

Una de las operaciones más impactantes y singulares de este cultivo es la quema de la parte aérea de la planta, previa a la recolección. La época para poder disfrutar de este espectáculo empieza en noviembre. Puesto que la recolección es escalonada, se puede aprovechar esta visita para observar tanto parcelas quemándose, como otras en las que se esté recolectando el tubérculo. También puede ser un buen momento para conocer el proceso de lavado de la chufa, que se realiza en lavaderos industriales, dos de ellos en Alboraya (Camí Fondo y Camí de les Vinyes) y otro en Valencia (Camí de Carpesa y Carretera de Barcelona).

Uno de los principales atractivos de esta ruta reside en la posibilidad de descubrir tanto los mosaicos que componen las huertas y sus cultivos tradicionales, como las diferentes construcciones únicas de esta zona. Este es el caso de las alquerías, ermitas, así como las típicas barracas valencianas y casas de labradores, que se encuentran dispersos y se pueden observar a lo largo de la ruta.